Todo lo que debería saber un abogado sobre Google Adwords

google_adwords_abogados

Todo lo que debería saber un abogado sobre Google Adwords

En un artículo anterior (¿Cómo puede un abogado conseguir clientes en Internet?) ya introdujimos Google Adwords como uno de los principales métodos de captación de clientes para despachos de abogados. En este artículo veremos las principales características que tiene este sistema de publicidad para abogados para que puedas analizar si es un canal interesante o no para tu despacho.

Lo primero que debes conocer es que Google Adwords puede ser un canal de captación de clientes muy rentable para un despacho de abogados, siempre y cuando se utilice de forma correcta. Pero si no se siguen las pautas para crear las campañas adecuadamente se corre el riesgo de malgastar el presupuesto sin rentabilizar la inversión con suficientes clientes.

Este canal tiene mucho sentido en la captación de clientes para abogados porque Google es el primer lugar al que recurrirá un cliente que busque los servicios de un abogado por Internet (más información aquí). Y todo cliente que haga una búsqueda relacionada con la contratación de servicios de abogados verá, en la mayoría de los casos, anuncios con publicidad de Google Adwords.

 

¿Cómo funciona Google Adwords?

Con Adwords se pueden crear ilimitadas campañas de publicidad que se muestren a usuarios que hagan una búsqueda conforme a los criterios que se establezcan al crear dichas campañas. Estos criterios pueden tener en cuenta tanto la consulta realizada por el usuario como su ubicación geográfica en el momento de hacerla.

Por ejemplo, supón que tu despacho trabaja el derecho de familia en Madrid. En ese caso podrías crear campañas de publicidad para gente que haga una consulta que incluya las palabras “abogados” y “familia” y se encuentre en la ciudad de Madrid. Además, podrías crear más campañas para usuarios que hagan búsquedas relacionadas con divorcios, redacción de convenios reguladores, o cualquier otro tipo de caso que entre dentro del derecho de familia.

Cuando un cliente haga una búsqueda que cumpla con los criterios que hemos establecido en la creación de alguna de las campañas, entonces en la sección de anuncios del buscador (normalmente los 3 o 4 primeros resultados) podrá aparecer uno de nuestros anuncios. Google decidirá mostrar aquellos anuncios que considere más relevantes para el usuario, teniendo en cuenta todas las campañas que hay creadas y que se pueden activar para esa consulta, y el precio que está dispuesto a pagar cada uno de los anunciantes.

Y es que una de las principales características de Google Adwords es su sistema de publicidad en modo subasta. Básicamente, Adwords te permite establecer el dinero máximo que estás dispuesto a pagar por cada click en cada una de tus campañas. A partir de ahí, se trata de mera oferta y demanda. Aquellos anunciantes que más estén dispuestos a pagar por cada click tendrán más posibilidades de que sus anuncios sean mostrados.

Es importante que entiendas bien esto. En Adwords no pagas por el número de veces que se muestra tu anuncio, pagas por el número de veces que los usuarios hacen click en tus anuncios. Por lo tanto, tu objetivo en Adwords debe ser conseguir el mayor número de clicks de clientes potenciales, y minimizar en lo posible los clicks de usuarios que no son clientes potenciales de tu despacho.

Por ejemplo, supón que creas una campaña que se muestre cada vez que un usuario incluya en su consulta la palabra “abogados” y se encuentre en tu ciudad. Tu anuncio podría mostrarse también a personas que busquen “cursos para abogados”, “abogados de oficio” o “abogados gratis”. Esos tres son buenos ejemplos de consultas para las que no debería aparecer tu anuncio, ya que con mucha probabilidad no se trata de clientes potenciales para tu despacho.

Afortunadamente, con Google Adwords además de segmentar la ubicación del usuario que hace la búsqueda y establecer un patrón con palabras que debe incluir la consulta del usuario, también se pueden establecer lo que se denominan palabras clave negativas. Las palabras clave negativas son aquellas para las que no queremos que se muestre la campaña (“cursos”, “oficio” y “gratis”, en el ejemplo anterior).

Ventajas de Google Adwords para abogados

La principal ventaja que tiene Google Adwords es que permite obtener resultados inmediatos. A diferencia de lo que ocurre con el posicionamiento SEO, que es una estrategia a medio y largo plazo, con Adwords puedes conseguir resultados desde el primer día, dado que mientras tengas establecido un precio máximo por click suficientemente alto, tu anuncio se mostrará desde el momento que inicies la campaña.

Otra ventaja muy importante es que te permite decidir cuando quieres que se muestren tus anuncios. En aquellas épocas que el despacho no necesite más clientes porque la carga de trabajo es elevada, se pueden simplemente pausar las campañas para no seguir invirtiendo presupuesto y recibiendo solicitudes. Del mismo modo, en aquellas épocas que hay mayor necesidad de captar más clientes, se puede ampliar el presupuesto para aumentar los clicks.

Desventajas de Google Adwords para abogados

Sobre todo, destaca el hecho de que Adwords no es para nada sencillo. Salvo que cuentes con bastante experiencia previa y/o formación en el uso de esta plataforma, es muy probable que necesites contratar a un profesional que te ayude con la configuración y gestión de las campañas para conseguir una mayor rentabilidad.

Una campaña mal configurada o no suficientemente optimizada puede suponer un mayor coste por cada click y una menor conversión de usuarios que visitan el anuncio en clientes. Al final, con la gestión de un profesional podrás minimizar el coste de cada click y aumentar las posibilidades de que aquellos que ven el anuncio se conviertan en clientes del despacho.

Cosas que debes tener en cuenta para tener más éxito

Has de saber que conseguir el click en los anuncios es solo el primer paso del proceso de captación de clientes a través de Google Adwords. Tan importante o más es conseguir que de todos aquellos que llegan a la página web a través de las campañas publicitarias, el mayor porcentaje posible entre en tu cartera de clientes.

Y esto pasa necesariamente por tener bien desarrolladas y optimizadas las landing pages o páginas de aterrizaje, que son las páginas de tu sitio web que actuarán como destino para aquellos visitantes que lleguen a través de los anuncios de Adwords.

Si el potencial cliente llega a tu página web interesado por lo que ha visto en el anuncio, pero posteriormente se encuentra que en la página de aterrizaje no encuentra lo que busca, se marchará sin contactar con el despacho. Y cuanto más frecuente sea este caso, menos rentable será la campaña publicitaria.

Es también importante que tengas en cuenta que la rentabilidad de Adwords depende mucho de la competencia que exista para conseguir los mismos clientes que tu despacho está buscando. Al establecerse los precios de cada click en modo subasta, cuantos más despachos haya peleando por conseguirlos. más se encarecerá el precio.

Esto implica que, generalmente, las campañas publicitarias en grandes ciudades serán más caras que en las más pequeñas. Del mismo modo las campañas publicitaria dedicadas a captar clientes de casos que generan honorarios más altos serán también más caras. Esto último es así porque los despachos de abogados estarán dispuestos a pagar clicks más altos por hacerse con casos de accidentes de tráfico que por casos de obtención de visados (por poner un ejemplo).

Conclusión

Google Adwords es una herramienta muy interesante para conseguir clientes para abogados. De eso no hay ninguna duda. Pero si decides apostar por ella es importante no improvisar y contar con el asesoramiento de alguien profesional que tenga experiencia en la gestión de campañas de Google Adwords para abogados. Si vas a invertir dinero en este canal de captación, es importante hacerlo con cabeza.

Si quieres saber más sobre Google Adwords para abogados, te recomendamos este artículo.

No Comments

Comments are closed.

Ir a la barra de herramientas